jueves, 10 de diciembre de 2009

NOCHE DE NAVIDAD



Casi listas para comenzar el 2010 el Círculo de Lunares Rojos se sentó a cenar en Navidad. Sobre la mesa corría una pregunta a voces ¿qué es lo que en la locura de la franqueza una persona se diría a sí misma? La domadora miró a la poeta maestra y segura contestó “la verdad”. La mujer Tatuada quedó muda y de su dulce garganta gritó un “te quiero.” Al darnos la espalda le atrapamos su mariposa. La niñita que despertó a los tres años, nos propuso crear un pueblo con dos putas, un senador, una escritora, una escuela, un gran reloj y una serie de personajes francos y mudarnos allí. La mujer del vestido rojo, llamó a la franqueza "loca"y dijo que fingiría ser feliz. De ahora en adelante haría cosas locas, por eso en la noche, se fue de cabalgata y en un acto de reverencia su caballo cayó de bruces. Para engañar a todos la sirena se vistió de loba y se fue al bosque a rescatar a su niña ingenua, que con voz inocente contestó “a la franqueza la conozco bien, se sienta a escribir conmigo, ya no borra”. Esa Navidad del 2009 la franqueza se había colado entre pasteles de plátano relleno, cochinillo a la brasa y un sabroso tocinillo del cielo acompañado con champagne. Inolvidable cena de Navidad de los Lunares rojos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi Lucille, a la verdad que le sacas lagrimas a cualquiera.....
TIENES que publicar un libro, el mundo necesita leerte.
Lizzie

Marisol dijo...

Un placer haberte leído. Te deseo unas bonitas fiestas.